lunes 2 de abril de 2012

Little Prince, Abraham bar y Abraham hostel




La ruta es larga, muchos tramos superados, hay trayectos que aún no hemos alcanzado, faltan aportaciones necesarias y muy importantes, pero como dijera el gran Antonio Machado y cantara el inmenso Joan Manuel Serrat, <<Caminante, son tus huellas, el camino y nada más, caminante, no hay camino, se hace camino al andar…>>.


Poco a poco hemos de ir hilando el sendero hacia el disco libro, esto requiere de  mucha paciencia y apoyo logístico. En Tel Aviv y Jerusalem tuve la oportunidad de hacer tres conciertos que ayudaron a aliviar los gastos del viaje, además de darme en lo personal la posibilidad  de conectar de manera muy especial con la gente linda que asistió a esas presentaciones. Un agradecimiento especial para esos lugares, el “Little prince”, el “Abraham bar” y sobre todo para el “Abraham hostel” con todo su joven equipo, por la hospitalidad, la buena vibra, por abrirnos sus puertas a mis cómplices y compañeros de viaje, David Arenal, Javi Velasco y a mí, lo que hizo nuestra estancia mucho más placentera.

Acá les dejamos una pequeña muestra de lo que fueron esos conciertos.

Shalom, Salam, Amén, Aché.

Texto: Pavel Urkiza.
Video: Javier Velasco y David Arenal.
2 de abril del 2012.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada